2008/07/21

Pijos digitales

Que a mi me gusta la técnica más que comer con los dedos es algo, creo, suficientemente comprobado. Que no me gustan los imbéciles listillos también.

Después de todas las chorradas noticias que han salido recientemente sobre el último producto de Apple es normal que a alguien tan familiarizado con los tecnotrastos como a la gente de Xataka le rechine ver la palabra "Aifon". Hasta aquí normal, tal vez exagerado porque no le encuentro especial gracia, pero normal; cada uno escribe sobre lo que le parece.

Éste es el punto en que algunos comentaristas típicos, tan sabios ellos, tan expertos, teniendo en su haber varios diseños de sistemas y patentes, tan duchos en al menos media docena de idiomas, tan conocedores del mundo y productivos... le saltan a la yugular a la persona que escribió la palabrita de marras sin conocer sus motivos e intentan rematarla cuando ésta los da a conocer. Imbéciles.

Me encanta la gente que se pelotea por la pronunciación de una palabra en un idioma que no es el suyo sólamente porque cree que lo habla; muchas veces es el único otro idioma que habla aparte del materno. En contadas ocasiones he escuchado un comentario exagerado en este sentido de alguien realmente políglota. Tal vez se deba a que realmente sólo tengo relación con un puñado de personas capaces de comunicarse en cuatro o más idiomas.

Tal vez me esté pasando con los chachis del "lo sé todo" y "tengo lo último", pero me ilusionaba que se quedasen fuera de este mundillo electrónico que una vez fue libre y pirata.

No hay comentarios: