2008/07/15

Diferentes estilos de política (I)

No es que los estadounidenses, como conjunto, me caigan particularmente bien, pero sí que hay cosas que realmente me gustan de ellos. Salvando las enoooormes diferencias entre formatos de gobierno, parlamentario y presidencialista, listas cerradas y ¿abiertas?, leyes de financiación diferentes, me quedo con éste extracto del artículo enlazado (caído).
En sus últimas comunicaciones, Hillary ha alternado la petición de apoyos para Obama, la insinuación de que en su futuro todavía puede haber sorpresas y la franca petición de dinero para saldar una deuda acumulada de más de 22,5 millones de dólares (14,3 millones de euros). La mitad sale del bolsillo personal de los Clinton, que asumen su pérdida, pero la otra mitad hay que devolverla.
Me gustaría ver en España qué pasa con la financiación de las campañas políticas. Una parte del dinero viene del estado pero no siempre queda claro cómo se gasta (ya que no se declara todo, como siempre en este país - y en muchos). ¿Ponen algo de su patrimonio los políticos? Poco o mucho me da lo mismo; me interesa que sea algo propio y que les rasque. En caso de que lo hagan ¿asumen la pasta que pueden perder o realmente es el partido el que banca las consecuencias?

Quizá el lado negativo del estilo norteamericano es que igual que salen las cosas del bolsillo personal es casi cantado que tiendan a reponer el agujero por cualquier medio posible. Aquí se rellenan los bolsillos que nunca tuvieron agujeros.

¿Qué formato es el menos perverso?

No hay comentarios: