2008/07/14

Un misil menos, 20 escuelas más

La ignorancia y la pobreza son pasto para los radicalismos.

Tanto vale esta afirmación para los Talibanes, como para los nacionalismos, como para los fachas, como para los izkierdosos radikales, como para los xenófobos.

Menos dinero para armas y más para educación. Sin eso cualquier ayuda internacional, infraestructuras o lo que sea queda en manos de los caciques de turno apoyados por el brazo tonto del pueblo hastiado, inculto y hambriento. Un pueblo inculto no puede ser rico. Todo esto lo explica también Harford, como siempre mucho mejor.

Como decía Pio Baroja, "El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo, viajando" (sustitúyase Carlismo por expresión radical del contexto, ya que éste era el de Baroja, y no se confunda al turista con el viajero).
Hay excepciones a esta regla ya que siempre hay pestes que resisten a todo tratamiento.

Por eso me gusta ver prosperar iniciativas como la que enlazo, y me gusta ver que se publicitan. A ver si alguien se da cuenta de que "se puede" de otra forma y además, es mejor para todos.

No hay comentarios: