2007/07/03

Un tag me ha mandado hacer Violante

Conoces esas coletillas que van al final de los correos electrónicos. Seguro que sí.
Algunos de nuestros clientes las usan y hace poco me preguntaron en el trabajo ¿por qué nosotros no? Así que me encargaron la confección de una.

No soy imparcial en esto (siempre me han parecido una chorrada bastante inútil) pero esperando no equivocarme en mis opiniones estuve echando un ojo a los diferentes tipos de coletillas y las necesidades que cubren.

Hasta ahora la única que he encontrado "obligatoria" en España es la que hace referencia a la existencia de un fichero que contiene datos personales del receptor del mensaje (al menos su dirección de correo) y que cumple la función de informar sobre los derechos del receptor y las obligaciones del remitente. Coletillas 1 - Nas 0. Al menos una que es (o podría serlo) necesaria en determinadas condiciones.

El resto de referencia que he visto, junto con las docenas que he recibido en mis cuentas de correo, se utilizan para lavarse las manos miserablemente respecto a cualquier metedura de pata de quien sea:
  • No, no encripté el mensaje ni me fijé si la dirección a la que lo enviaba era de nuestro cliente o de la competencia, pero como puse en la coletilla "este mensaje es confidencial. Bórrelo si no es el debido destinatario." podemos estar tranquilos.
  • Puse a parir al gerente de la empresa desde mi correo interno, pero como puse al final que "este mensaje puede no representar las ideas oficiales de la empresa" no tiene por qué pasar nada.
  • Ese nuevo negocio se lo anuncié a 13000 direcciones de correo que recolectamos de Internet. ¿Spammer yo? noooo, si puse un par de líneas diciendo que se pueden borrar cuando quieran.
  • Tu correo se está monitorizando. ¿cómo, que te lo digo tras enviarlo? uuupppsss
Dudo que alguien crea de verdad que dos líneas de texto van a impedir que alguien lea o copie lo que no debería, especialmente cuando ha llegado a SU correo.

Resulta realmente increíble que las empresas, que se juegan un montón de dinero todos los días, confíen más en cuatro frases vacías que en firmas seguras o en encriptación fuerte.

Nos voy a explayarme más en el tema porque ejemplos comentados sobre este tipo de idioteces hay de sobra en los siguientes enlaces:
Avisos y advertencias en el correo-e
Stupid email disclaimers , una auténtica colección de ellos.

A pesar de todo, y si crees que los necesitas, aquí te muestran cómo y por qué debes usar "tags" en tu correo.

No hay comentarios: