2009/06/09

Realidad todavía muy virtual

Hace unos cuantos, muchos para el mundillo internauta, me interesé por la realidad virtual, esa eterna promesa.
En aquellos días pasaba muchas horas al día modelando objetos un 3DStudio (sí, bajo DOS) , así que compré algún libro de VRML, miré algunas páginas y me puse a codificar pequeñísimos mundos que mover con el 486 DX2 familiar.

Los diseños que conseguía hacer a mano eran muy simples, tanto por inexperiencia como por lo pesadísimo que se me hacía entonces escribir código. Eso sí, cargaban rápidamente en el navegador y dejaban hacer cosillas.
Algunos de los programas de modelado que utilicé eran capaces de exportar a VRML, así que probé a sacar algunas cosas que ya tenía hechas en sus formatos nativos. Los resultados solían ser ficheros de varios megas, así que cualquiera puede imaginar lo que tardaba en cargar y renderizar, si lo hacía, en un 486 (o en el PII que vino después) teniendo en cuenta lo que tarda en un pc de hoy un html de varios megas.

Ha pasado más de una década y hasta estos días apenas hemos tenido nada relevante de 3D en Internet, second-life aparte.
Argumentos sobre los motivos de este abandono los hay a patadas, pero tal vez quepa destacar éstos:
  • Falta de interés. Mientras no se tiene tecnología real su uso no deja de ser castillos en el aire; la expectativa, tan demorada, termina matando el interés inicial.
  • Escasa potencia de los terminales. Esto ya es historia. Muchísimos teléfonos son capaces de mover hoy lo que antes necesitaba una estación de trabajo dedicada.
  • Comunicaciones lentas y caras. Es sólo ahora que empezamos a tener una relativa “banda ancha”.
  • Poca usabilidad de los interfaces. Hasta ahora siempre vinculados a una pantalla, distan mucho de lo que se presentaba en “el cortador de césped” o demás historias cyberpunk.
  • Falta de herramientas de diseño simples y baratas, al alcance de cualquiera. Es el contenido, el interés por decir algo, el que mueve las tecnologías de comunicación. Sólo hay que ver lo que ha crecido el volumen de páginas web desde que hacerlas es WYSIWYG y fácil, y no una cosa de frikis codificando html. Ahora mismo una posibilidad famosa sería SketchUp, pero éste es un campo abonado para múltiples proyectos libres.

Pese a todo, la idea como tal de crear mundos virtuales no ha estado completamente olvidada; muestra de ello son las múltiples especificaciones más o menos estándar que se han diseñado durante este tiempo para generarlos, cada una con sus características: el estándar ISO X3D , el U3D del 3D industry forum, O3D de Google.

Ahora que muchos de los motivos de abandono están siendo derrumbados, ¿tendrá ahora alguna oportunidad la realidad virtual? ¿tendrá que reinventarse? ¿vendrá de la mano de las *buaf* redes sociales? ¿vendrá de juegos online u otros sitios?
Ya se verá.

De momento, grupos como Khronos y empresas como Google siguen trabajando en ello junto con la comunidad mediante software libre. Tal vez, un refrito de estas iniciativas, cuando su demanda empiece a tener masa crítica, acabe dentro de un estándar real como está pasando con el video online, de flash a HTML5.

Por cierto, para el lapso hasta la completa aceptación de HTML5 en el grueso de los navegadores, proponen este plug-in para insertar tags html5 con OGG en navegadores no-html5.

PS: reclamo mi jetpack y mis gafas Virtuality.

2 comentarios:

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

La propuesta de Google parece interesante. Creo que entre tanta tontería de web-dos-tres-cuatro-punto-cero, la cosa tirará por los multimedia y las tres dimensiones, tarde o temprano. Claro que eso exige mucho más esfuerzo en la parte servidor para incrementar sólo ligeramente el disfrute en la parte cliente, y esa política no se seguirá hasta dentro de cinco o seis años, por lo menos, cuando hayamos remontado sobradamente la crisis y estemos de nuevo en pleno delirio mercantilista.
Veremos si el nuevo HTML5 integra por fin Flash, Shockwave y OGG (o mejor, VLC), y si se desarrollan nuevas interfaces cómo las pantallas táctiles de consumo y los acelerómetros en el PC cotidiano. Yo espero que así sea y para ello em estoy preparando.

Rolando José dijo...

Si para hacer una carta en un procesador de textos necesitaramos un software para escribir, otro para escojer las fuentes, otro para incustar imagenes,otro para la tablas y otro para revisar la ortografia y otro para imprimir, aun seguiriamos usando maquinas de escribir.

La Realidad virtual necesita un software que modele, texturice, visualice desarrolle los scripts y los depure y compruebe y sobre todo que sea gratuito y facil de aprender en uno mismo.

Una mezcla entre 3DMAX, Cosmoworld, Cortona3D y Blender que permita no aprender 4 distintos y trabajar importadores y exportadores.