2009/06/25

600 mil personas dependen de Cáritas

Más de 600.000 personas en España dependen de Cáritas para vivir, la mayor cifra en 40 años no para de aumentar.

Dejo de lado los comentarios acerca de si hemos pasado o no lo peor de la crisis porque hay una cosa importante de esta noticia.

La última barrera que separa a más de medio millón de personas de la indigencia es una organización caritativa católica, no del Estado del bienestar que hemos construido. Pese a que reniego habitualmente de la iglesia católica debo reconocer que lo que ésta organización hace no lo hace nadie y realmente justifica el dinero que recibe (personalmente preferiría que lo recibiese como una ONG más, pero en fin).

¿Por qué no tiene el Estado una red asistencial de emergencia que funcione?
¿Debe tenerla?
¿Cómo hay que financiarla? ¿Con qué medios debe contar?

La verdad es que yo creo que sí debe tenerla y que podría sacarse el dinero fácilmente de otros sitios a poco que se haga más eficiente la administración, incluído el 0,7% del IRPF dado el caso o los 100 millones de euros en licencias de software para los portátiles escolares (economizables mediante software libre).

Encuanto a los medios humanos la forma es bien fácil y económica:
  • Tenemos miles de jóvenes atontados cometiendo faltas por doquier y en reformatorios. ¿No estaría bien que hiciesen algo útil por los demás para redimir sus penas más rápidamente? No hablo de asesinos, hablo de los típicos descerebrados que van sólo un paso más allá del comportamiento de por sí tontorrón de los adolescentes y que necesitan muchas veces reafirmarse para salir del pozo que los arrastra.
  • Además tenemos un mogollón de malnacidos, borrachos y drogados al volante que deberían cumplir mucho tiempo de servicio a la sociedad por sus atrocidades.
  • Otra forma más es poner un servicio social obligatorio. Vivimos en una época en la que mucha gente pasa absolutamente de cualquier responsabilidad y que no estaría mal concienciar. El servicio militar es objetable, pero uno social no. Se trata de un paso hacia adelante, no hacia atrás.
Cualquiera nos podemos ver en una situación desesperada donde una pequeña ayuda puede mantenernos a flote y empujar la recuperación.

Una vez que se entra en la indigencia es muy difícil salir y no creo que nadie desee que el país aumente sus niveles de pobreza, de inseguridad y de desigualdad siendo relativamente fácil evitarlo.

No hay comentarios: