2006/12/12

Ser tajante... al final

Leyendo unas declaraciones de Kofi Annan en su último discurso como presidente de la ONU me parece que hay cosas que solo se dicen claramente al final.
Cuando tu vida y tu trabajo se pueden ver seriamente perjudicadas por tu mostrar claramente una opinión, algunos la expresan con claridad. Otros nos callamos, rumiándola para el último día, cuando no tenga más valor que el simbólico.
No es que Annan no haya dicho nunca nada al respecto de, por ejemplo, la política internacional estadounidense, pero tampoco se puede decir que haya sido de lo más beligerante con las violaciones de los derechos humanos realizadas por EEUU (en sus 10 años de mandato en la "máxima institución" internacional).
Personalmente sé que acabaré haciendo lo mismo con cosas que tengo pendientes. Lo que me fastidia es que al final quedan más como rabietas de portazo en la puerta que como demostraciones de discrepancia real. Será lo que tiene el no poder/no querer perder.

No hay comentarios: