2006/12/05

Microsoft y quién le come los pasteles

Habíase una vez un CEO llamado Ballmer, que trabajaba en la Fábrica de dulces del Reino (TM). Trabajaba duramente para que sus confiteros hicieran los mejores pasteles; siempre lo mejor para los niños del reino.
Como desconfiaba de la calidad de los otros pasteleros, cada vez que algún dulce potencialmente peligroso para los niños alcanzaba el mercado, su fábrica compraba a la productora del nuevo dulce a fin de controlar la calidad óptima de la golosina.

Un día apareció un charlatán de feria que se dedicaba a colocar anuncios de milagrosos productos en los carromatos que distribuían los dulces por el reino. Groongle PaganRank símplemente colocaba los carteles de remedios caseros que le venía en gana según el contenido del carromato, y cobraba a los indios productores de los remedios por cada persona que iba al carromato a comprar dulces y preguntaba por el cartel.

Groongle PaganRank no vendía dulces, pero se aprovechaba de la gula de los ciudadanos para promocionar lo que los indios le encargasen. Cuando alguien se acercaba a sus carromatos para preguntarle por golosinas, él gentilmente indicaba todos los tipos existentes y, mientras los mencionaba, hacía mención de los productos indígenas.
PaganRank llegó a hacerse famosísimo muy rápidamente por la variedad y amplitud de sus indicaciones. Solía terminar por encontrar los dulces favoritos de casi todos los clientes, fuese cual fuese el fabricante y los ingredientes solicitados.
A Ballmer esto no le hacía gracia, porque creía que sus exquisiteces deberían ser las únicas merecedoras de estar a la venta. Además su fábrica tenía un gran nombre, una gran tradición a sus espaldas. Si alguien debiera ganar dinero por anunciar pasteles y otras cosas, sería la Fábrica de dulces del Reino (TM).

Cuando algunos de sus maestros artesanos decidieron unirse a Groongle en la venta de dulces, y la fabricación de pequeños caramelos Ballmer se enfadó muchísimo, llegando a lanzarles cucharones a la cabeza mientras gritaba "¡¡¡ Groogle PaganRank no tiene un negocio de verdad, sólo un castillo de naipes !!!" "Voy a meterle mi dulce espátula por donde amargan los pepinos!!!".

Al fin, siendo como era Ballmer un hombre dedicado con pasión a la pastelería y al regocijo de los niños, decidió aparcar sus diferencias con PaganRank y, disfrazado de indio Developer comenzó a anunciar sus pastelitos Visual glaseados en aquel sucio carromato. Al fin y al cabo, lo que importa es que sus dulces y nutritivas golosinas llegasen a la boca del hambriento pueblo.


Nota:
Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Si ha creído leer nombres comerciales o propios ha sido producto de su imaginación.

No hay comentarios: