2006/03/08

Reconocer patrones

A un pastor le basta mirar al cielo para saber el tiempo que va a hacer; casi siempre acertará. No le hacen falta satélites, clusters de ordenadores ni ningún otro adminículo tecnológico. El pastor utiliza su experiencia y la capacidad innata de los seres vivos de reconocer patrones.
 
Los leucocitos son capaces de descubrir y atacar agentes patógenos nuevos o conocidos sin necesidad de secuenciar el ADN de todo lo que se encuentran por ahí. A veces no reconocen lo que deben, otras reaccionan de forma autoinmune, pero casi siempre hacen bien su trabajo. Ellos también saben reconocer patrones.
 
Muchas, muchas cosas de la vida y de la informática se pueden reducir a reconocer patrones y actuar en consecuencia.
Una de las cosas que echo en falta de mis estudios es esto.
 
Muchas de las decisiones, de los pensamientos que tenemos, no son inteligentes (según la discutible definición habitual); son semiautomáticos. Vienen definidos por la forma en que percibimos las cosas y realmente actuamos como autómatas.
 
La informática por medios algorítmicos está muy bien para conjuntos de datos estables, perfectamente definidos y relativamente pequeños. Creo que muchos de los métodos que hay en los libros para tratar informáticamente cosas como el ADN tienen una visión masoquista (útil, pero masoquista). Me gustaría saber qué es lo que realmente utilizan en esas megaempresas farmacéuticas para que les cunda el trabajo.
Los métodos que mucha gente se plantea van a ver cada detalle del modelo para intentar llegar al todo; lo he visto con granos de arena para simular movimientos de dunas, con datos intrincados para prever el tiempo atmosférico, con leer biomoléculas punto por punto ...
¿Acaso un pastor necesita como chocan las moléculas de agua en el aire para ver que lloverá?
¿Acaso a un glóbulo blanco no le basta con detectar elementos significativos de sus víctimas?
¿No saben los bereberes cómo se mueve el desierto sin preocuparse por la física de cada grano de arena?
A éstos les basta con mirar el todo y, del todo fijarse en lo interesante; el resto es muy aburrido.
 
 
 
Add FUN to your email - CLICK HERE!

No hay comentarios: