2009/01/20

Auditores del Estado

Es por estos días en que vivimos que no me canso de abogar por un cuerpo independiente en la administración pública: auditores.

Sé que existe el cuerpo de Interventores y Auditores del Estado pero, por lo que sé, se limita a asuntos económicos y financieros y no a todos los aspectos del funcionamiendo de la Administración.

He dicho que voy a ser positivo, así que me abstendré de blasfemias y símplemente aconsejaré cabeza, calma (pero no tanto, leñe) y menos cara dura cuando hable de cómo el gobierno de esta República Bananera Reino de España está manejando la gestión del Estado, especialmente en días de crisis. Y mira que temas como el plan local dan de sí.

Luz y taquígrafos: auditores. Informes públicos, independientes, reales y constantes de todo cuanto mueven las Administraciones Públicas.

No puede ser que la gente, quien se supone que realmente tiene el poder en una democracia, se entere de cómo funciona el Estado a golpe de escándalos y huelgas, cuando ya es demasiado tarde. Cierto que alguien se tiene que precupar de lo que se dice y aquí sobran despreocupados bobos de capirote, adoradores del circo y gulosos de pan gratuíto, pero algún dia conseguimos tener una población culta será de gran ayuda para un funcionamiento eficiente.

¿De qué debería ocuparse? De todo.
¿De quién debería depender? Debería ser lo más independiente posible. Tal vez directamente de las cámaras de representantes, de algo parecido al Defensor del Pueblo o, tal vez, del Ministerio de Administraciones Públicas.

Igual me estoy columpiando y ya existe algo así en funcionamiento. Desde luego si lo hay se está luciendo.

No hay comentarios: