2007/12/03

Las amistades peligrosas (de un jefe)

Buscando información sobre un proyecto que se estaba realizando en mi antigua empresa en el momento de mi salida me he encontrado con que el cliente que lo encargó ha sido sentenciado a prisión, embargado y, si fuera por muchos de sus estafados, linchado.

Lo malo del asunto es que las referencias que aparecen Google acerca de la empresa estafadora (la de aquel paisano de mala facha y mal andar) son únicamente acerca de la estafa o enlaces desde las webs de mi anterior empleador. Vamos, que canta a kilómetros una relación que, quiero creer, nunca existió entre mi antiguo trabajo y una estafa más allá de que el jefe se cruzase con el embaucador aquel.

No hay comentarios: