2007/06/30

Dos años a gatas


Estos días se cumplen dos años desde que, durante la fiestas de León, una gata se nos acopló en la calle. Venía toda esquelética, canija y mimosa, con costumbres de casera refinada.

Poco después ya tenía una barriga considerable, demasiado rápida incluso para la ingente cantidad de comida que zampaba; a las 8 o 9 semanas de llegar paría 5 joyas peludas en mi cama.

Gracias por venir, Quimera.

1 comentario:

Cél... dijo...

¡Qué chula!