2007/03/01

El fin y la actitud ante él

Como herramienta, el software es un medio para un fin, no un fin en sí mismo
(As a tool, software is a means to an end, and not an end in itself) - Desarrolladores de Haiku


Hace poco tiempo que soy informático, pero en estos años me he encontrado con muchos compañeros cuya visión no he conseguido racionalizar.
Es muy normal oir críticas sobre los usuarios, ineptos por definición; sobre los clientes, completamente fuera de onda. Comentarios en los que "el programador es Dios", es el único que comprende la finalidad de determinado sistema:
Es que los usuarios típicos no tienen ni puta idea; ¡con lo simple que es!

Nosotros lo único que hacemos en realidad son herramientas. Al menos por el momento.
Nuestro trabajo sólo tiene sentido si otros lo aprovechan. Crear sistemas operativos poderosos para potentes aplicaciones sobre máquinas alucinantes sirve para que alguien lo use; si no, ¿para qué?
A algunos, embrigados de su arte, les he oido también comentar: ¿para qué estudiar Álgebra? realmente no sirve para nada. Todo son pajas mentales de los matemáticos. Las mismas pajas mentales que nos hacemos nosotros con la POA, por ejemplo. La matemática es la herramienta básica que usamos físicos, químicos, informáticos y ... todos. Por sí sola es poco útil, como la informática.

Esta entrada viene a colación por las respuestas que he recibido a comentarios sobre los interfaces de usuario actuales y los desarrollos (escasos) en la usabilidad del software en general.

No podemos pretender que todos usen lo que para nosotros es simple. Nuestro trabajo debe estar orientado al usuario, no a nosotros.

El que haya que esforzarse para hacer las cosas para tontos no quiere decir que los tontos no deban usar ordenadores. Me encanta la visión de esta gente de Haiku

2 comentarios:

Diego dijo...

Me encanta no ser el único al que le gusta Haiku. Eso por un lado.

Por otro: es cierto que las interfaces, sobre todo, hay que hacerlas para los usuarios tontos, que son bastante tontos, por cierto. Y también es cierto que lo que fabricamos son herramientas, así como el ordenador es una herramienta en sí.

Pero también es cierto que para manejar una herramienta hay que tener una formación, y los usuarios creen en un ordenador lo saben manejar por ciencia infusa. Pero vamos a ver, si para programar el video que tiene 20 botones te lees el manual ¿por qué coño no te lees el manual del ordenador que tiene más de 100? Y también, ¿le preguntas a tu vecino a ver cómo se programa la lavadora? No. Entonces ¿por qué le preguntas a tu vecino a ver como se instalan las aplicaciones?

Definitivamente, los usuarios no es que sean tontos (que lo son), es que son unos aprovechados, getas, ... y nuestras herramientas tienen que estar fabricadas para getas. Es lo que hay.

Iñigo (Nas) dijo...

No creas. Yo soy de los que se leyó el manual del vídeo una vez y porque tenía 10 años y no sabía usar un lector de código de barras (como molaba el invento).

Yo suelo 'leer' los manuales de casi todo lo que compro o al menos echarles una ojeada antes de empezar y tengo que reconocer que
la mayor parte de los manuales de software que he leído son una basura desde hace años.

Un manual de DR-DOS o incluso MS-DOS tenía TODO. Podías aprender de ellos y tenerlos como referencia. Jamás he visto un manual de Windows u Office y eso que los tengo o he tenido originales. Lo máximo que encuetras es un tutorial que te enseña a hacer 'click' en el botón Inicio y que puedes pagar X dinero por usar The Microsoft Network o la chorrada propia de la versión. Nada útil.

Los manuales que tengo a mano de, por ejemplo, paquetes ERP de decenas de miles de euros de coste se limitan a 'piche aquí para filtrar', 'pinche aquí para bajar a través de la lista', 'clic aquí para imprimir'. Nada, absolutamete nada sobre la lógica del programa, cómo realizar las tareas habituales y menos aún sobre las no habituales. La ayuda en línea no siempre es mala pero ya tienes que saber qué es lo que buscas.

Con buenos manuales no harían falta servicios de soporte post-venta.

Tenemos que hacer herramientas para jetas un poco porque la gente somos así, un poco porque nuestra industria los ha acostumbrado así.

Una regla de oro que me dieron hace muchos años es que, para trabajar, un ordenador debe hacer lo que haces a mano pero más rápido. Los humanos inconscientemente optimizamos muchas tareas. Nos resulta natural coger un bolígrafo y garabatear en el papel; ¿podemos hacer algo así con el software? Me refiero a un nivel básico. Cuando eres un crío te enseñan a escribir siguiendo líneas, pero los dibujos salen naturalmente.

Cambiamos tanto y tán rápido de tecnologías, de máquinas y software que creo esencial la intuición.