2006/07/07

Conócete a ti mismo

Hay quien defiende sus creencias. Hay quien no.

Hay quien tiene claro en qué cree. Hay quien ni se lo ha planteado.

Con esta base se puede encuadrar a la mayoría de la gente, haciendo combinaciones. Hay muchísimos matices, tantos como personas, pero es una base.
Yo entro del grupo que no tiene claras las cosas porque no se las planteado nunca, o casi. En consecuencia son pocos los frentes que defiendo.
Gracias a este post de BeOSMan, me he acordado de que sí hay unas pocas cosas de las que estoy seguro. Aparte de Ana (mi mujer) y la República pienso que las convicciones elevadas no sirven de nada sin ocuparse de lo terreno. Seguir algunos enlaces por la web me ha llevado a releer los puntos más importantes de movimientos como la Teología de la liberación para la que no hace falta ser cristiano para seguir y concordar. Los principios éticos básicos, el desear y hacer con todos los demás lo que quieres para tí mismo, es algo en lo que creo (consiga cumplirlo siempre o no).
Por cierto, que gracias a ese mensaje de BeOSMan me he vuelto a plantear el apostatar, solo que me lo reservo para un momento especial, uno de esos días en que además de por mi lo haga por algo más importante.

No hay comentarios: