2007/04/10

No es lo mismo andar que caminar

Andar en círculos no tiene por qué ser un camino.
Para camino el de Santiago. Conocer gente, machacar el cuerpo, reparar el espíritu.
Nuevas caras, nuevas opiniones y nuevos horizontes.
Muchas lenguas juntas comprendiéndose entre ellas sin barreras.

No hay comentarios: